octubre 7, 2019

¿Podrán llegar a pensar las computadoras algún día?

«Sin duda uno de los temas de los que más se habla en la actualidad es de la inteligencia artificial (IA). Estamos en contacto a diario con ella desde el teléfono, la computadora o la sucursal del banco. Usamos apps que hacen uso intensivo de la inteligencia artificial sin darnos cuenta, como cuando se utiliza Waze, Uber o Gmail. Y una de las preguntas que surge con más frecuencia es si computadoras podrán llegar a pensar algún día.» crhoy.com 

En el marco del Primer encuentro anual de ADELA, Andrés Campero -investigador y estudiante de doctorado en el Departamento de Cerebro y Ciencias Cognitivas y en el Laboratorio de Ciencias de la Computación e Inteligencia Artificial del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT), autor del libro Genes vs Cultures vs Consciousness: A Brief Story of Our Computational Minds y fundador de la conferencia International Meeting on Artificial Intelligence and its Applications– fue invitado como speaker para la sección abierta en la mañana del miércoles 25 de setiembre.

En este marco fue entrevistado por crhoy.com para profundizar en su perspectiva sobre la evolución y el impacto de la inteligencia artificial, a continuación les compartimos un extracto de la misma:

«¿Cómo puede definir en pocas palabras qué es inteligencia artificial?

Inteligencia artificial significa entender la mente y poder ponerla en una computadora, eso es lo que está sucediendo ahorita.

¿Cómo ha evolucionado la IA a lo largo del tiempo?

La historia de los sistemas empieza con el origen de la vida; la diferencia entre la vida y la no vida, entre moléculas que reaccionan químicamente y las que reaccionan en un sistema vivo es cómo procesan la información; la vida no es más que un sistema computacional o de procesamiento de información que guarda el código.

Es apenas en los últimos 40 años que sabemos cómo fue que surgió la vida, no fue como nos enseñaron en primaria, que la vida se generó entre rayos y aminoácidos, sino que fue un proceso de evolución química que tomó mil millones de años para que aparecieran los primeros sistemas vivos.

El sistema que procesa información cada vez más inteligentemente es muy exponencial; tomó miles de millones de años en que surgieran los cerebros más, desarrollados, pero una vez que aparecieron, se aceleró mucho la evolución.

La IA empezó hace 70 años, lo que no es nada en comparación con mil millones de años de historia. Alan Turing propone la máquina de Turing en 1936 y luego en 1950 redacta un documento en que escribe en su primera línea: ¿pueden pensar las máquinas? Y se responde: sí.

Todo lo que pensamos, lo que sentimos, las emociones, la conciencia, son cosas que están estanciadas en sistemas de información y a partir de ahí, las ciencias cognitivas modernas, por ejemplo como lo que se hace en MIT, convergen en que entender la mente es comprender los algoritmos del cerebro. Aunque es difícil entender la mente humana hay avances, cada vez tenemos más herramientas en neuroingeniería para ver el cerebro, más controles, gente dedicada y dinero invertido.

La ingeniería inversa en el cerebro

El concepto de ingeniería inversa en el cerebro lo aplicamos para entender cómo es que funciona y eso va desde poner electrodos en cerebros de monos hasta entender cómo aprende un niño a contar, que es un proceso muy interesante; cómo eso sucede y cómo replicarlo en una máquina es donde viene el machine learning o aprendizaje de máquinas.

El cerebro tiene muchas diferencias con las máquinas, pero a la vez tiene muchas similitudes, por ejemplo la forma en que procesamos los fotones y podemos determinar la diferencia entre un humano y un objeto.

¿Cómo “aprenden” las máquinas?

Los algoritmos de machine learning aprenden igual que el cerebro, tienen un sustrato similar y aprenden experiencias similares; los algoritmos aprenden, aunque no con la riqueza como lo hace un ser humano.

Todavía no tenemos ni cerca inteligencia artificial igual a la de un humano, pero se llegará a tener pronto.

Esto ha llevado a muchos como Ray Kurzweil, director de Google o Richard Sutton famoso investigador canadiense, a decir cosas como que si el crecimiento ha sido exponencial, si va a seguir siendo así, entonces cada invención se convierte en un nuevo sustrato para todas las demás invenciones, cuando hay lenguaje ahora todo va a utilizarlo y aceleran los pasos siguientes.

Cuando hay computadoras, todos las usamos y cualquier nueva invención como Internet, lo utiliza y hace que se vaya acumulando la tecnología y así va a seguir siendo el desarrollo.»

 

Ver la entrevista completa en crhoy.com

Categoría
Habilidades del siglo XXI y STEM

Institución
ADELA

Compartir

Novedades relacionadas